Saltear al contenido principal
PUBLICIDAD
Novartis España
Portalfarma
PUBLICIDAD
El Celuloide Como Toma De Conciencia Social De La Migraña

El celuloide como toma de conciencia social de la migraña

El Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (GECSEN), con la colaboración de Novartis, lanza un concurso de guiones para filmar un cortometraje con la finalidad de sensibilizar a la sociedad sobre la migraña.

Es evidente que el cine forma parte de nuestras vidas. Desde que los hermanos Lumière rodaron en 1895 su primera película, el séptimo arte ha servido de cauce y herramienta de sensibilización y visibilización de enfermedades o de la discapacidad.

Recientes películas como Wonder, La Forma del Agua o Campeones permiten que la sociedad se acerque con otra mirada a cuestiones por las que se pasa muchas veces de puntilla.

Durante más de un siglo, el celuloide ha ejercido de toma de conciencia y, en la actualidad, como elemento de inclusión social. En ese contexto, el Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (GECSEN), con la colaboración de Novartis, también ha entendido esta vía como un vehículo adecuado para dar a conocer aún más la migraña.

Se trata de una patología que es más que un simple dolor de cabeza; es una enfermedad neurológica limitante que demanda el reconocimiento y la comprensión por parte de la sociedad y del entorno de los pacientes.

Para lograr ese fin, se ha abierto el plazo de presentación de guiones de cine para participar en el V Concurso de ‘Relato Breve’ de la GECSEN ‘Viviendo con migraña’, que estará abierta hasta el próximo 16 de noviembre.

De entre las cinco propuestas ganadoras, se filmará un cortometraje que se difundirá en concursos y festivales de cine con el apoyo de escuelas de cine y teatro como ECAES y ASECAN.

 

Mensaje de confianza y optimismo

La quinta edición de esta iniciativa, que da continuidad a un concurso histórico que mantiene su denominación original y que ha introducido un nuevo formato, llevará por temática la relación que se establece entre el médico especialista y el paciente con migraña y deberá aportar un mensaje de confianza y optimismo.

Según el doctor David Ezpeleta, neurólogo del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y la Fundación Vianorte-Laguna y miembro del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN), “la comunicación entre el paciente y su médico es una de las claves de cualquier acto médico; la migraña, al igual que otras cefaleas, necesita tiempo, atención, escucha, comprensión, empatía, esperanza y optimismo, además de muchos otros apoyos, y esto solo se puede conseguir con una buena relación bidireccional entre ambos”.

“El objetivo de esta iniciativa es dar máxima visibilidad a una enfermedad tan frecuente y discapacitante como es la migraña. Queremos que los trabajos reflejen la necesaria buena relación entre el especialista y el paciente y estamos seguros de que el corto que finalmente se filme lo expresará a la perfección”, añade.

A su juicio, «con la puesta en marcha de este tipo de proyectos invitamos a que el paciente tome parte activa en el diagnóstico y recomendaciones de su médico. Somos conscientes de que quienes sufren migraña suelen acudir a Internet para recabar información sobre la enfermedad, porque necesitan algo más que un diagnóstico y una receta. Deseamos que los trabajos ganadores y el corto resultante aborden este u otros posibles escenarios asistenciales».

 

3,5 millones de personas

La migraña es un trastorno neurológico complejo, que se manifiesta con ataques recurrentes de cefaleas moderadas o severas que suelen ser de carácter pulsátil, a menudo unilateral y acompañada de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz, sonidos y olores.

Solo en España más de 3,5 millones de personas sufren esta disfunción de forma ocasional, y casi 1 millón de forma crónica, lo que significa que tienen dolor de cabeza más de 15 días al mes.

«La migraña, como ejemplo paradigmático de cefalea primaria sin causa estructural o metabólica demostrable, produce dolor y su componente emocional desemboca en el sufrimiento. Se trata de una enfermedad cuyas crisis pueden durar varias horas o días y repetirse en varias ocasiones a mes, de forma que, durante estos duros procesos, los pacientes ven mermadas sus funciones personales, familiares, sociales o laborales, con la consiguiente afectación de su calidad de vida, no solo de quienes la sufren, sino también de sus allegados”, afirma el Ezpeleta.

 

Condiciona la vida personal

En esta línea, según explica la presidenta de la Asociación Española de Pacientes con Cefalea (AEPAC), Isabel Colomina, “la migraña condiciona la vida personal, familiar, social y laboral de quienes la padecemos. Vives con la incertidumbre de no saber cuándo se producirá la siguiente crisis. Muchas veces sentimos la incomprensión de quienes no conocen cuánta impotencia y dolor sufrimos las personas afectadas, ya que hoy por hoy, esta enfermedad no tiene cura. Sin embargo, con un diagnóstico y tratamiento adecuado y la corresponsabilidad del paciente, la migraña se puede manejar y conseguir una mejor calidad de vida”.

Y es que la migraña es una enfermedad neurológica debilitante, normalmente asociada a dolor de cabeza o cefalea, que muchas veces se acompaña de náuseas, vómitos o sensibilidad extrema a la luz y el sonido. Implica un elevado impacto y limitación en la capacidad de las personas para realizar sus actividades diarias.

Cada año, casi el 20% de los hombres y el 30% de las mujeres afirman perder más del 10% de sus jornadas de trabajo a causa de la enfermedad. La Organización Mundial de la Salud ha declarado que la migraña es una de las diez causas principales de años perdidos por causa de discapacidad.

Este especialista recomienda que “el paciente consulte con su médico de atención primaria, quien decidirá si puede llevar el caso o es necesaria la evaluación por un neurólogo especialista en cefaleas. En cualquier caso, debe exigirle un diagnóstico correcto y completo, así como una explicación sobre los porqués de la enfermedad, un tratamiento farmacológico si está indicado y unas recomendaciones no farmacológicas, que en ocasiones se olvidan”.

 

Activar el rol del paciente

Además, añade, “es importante no dejar de lado un buen estilo de vida, respetando los horarios de las comidas y del sueño, hacer ejercicio y no consumir analgésicos en exceso”.

Orlando Vergara, responsable de la unidad de Neurociencias de Novartis Farmacéutica España señala que “el fuerte impacto de la migraña en la sociedad por su carácter limitante hace necesario el impulso de este tipo de iniciativas. Esta colaboración con el GECSEN y la AEPAC supone una gran oportunidad para contribuir a la activación del rol del paciente a través de una herramienta visual y dinámica como un cortometraje. Esta iniciativa es una muestra más de los 60 años de compromiso de la compañía reimaginando las neurociencias para poder aportar soluciones de valor a los pacientes”.

 

Los datos del concurso

El concurso, que está abierto al público en general de forma que “podrá participar cualquier persona mayor de edad y residente en España que sufra dolor de cabeza o conozca a alguien que lo padezca”, consistirá en la presentación de un guion de entre 4 y 6 hojas de extensión que destaque por su originalidad, calidad y factibilidad para ser filmado.

De entre las distintas propuestas, solo cinco de ellas resultarán ganadoras tras el fallo de un jurado formado por miembros de la Sociedad Española de Neurología (SEN), otras sociedades profesionales del cine, un representante de la Asociación Española de Pacientes con Cefaleas (AEPAC) y un representante de Novartis Farmacéutica.

La particularidad de esta edición es que, entre los cinco guiones ganadores, se escogerá uno que se llevará al cine en forma de cortometraje por la productora La Vía y la colaboración de ECAES y ASECAN. El cortometraje se presentará en concursos y festivales de cine relacionados con la salud. Los premios para los trabajos primero, segundo y tercero son de 1.500, 1.000 y 500 euros respectivamente, y se entregarán durante el Acto Institucional de la SEN 2019.

Los trabajos podrán remitirse por correo electrónico, en formato Word o similar editable, a la secretaría de la SEN hasta el 16 de noviembre de 2018. Para más información www.sen.es

Utilizamos cookies propias y de terceros (Google) para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies, aqui.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba
×Close search
Buscar