Saltear al contenido principal
PUBLICIDAD
#SiempredeGuardia
Cinfa Verano
PUBLICIDAD
Reclamaciones.madrid
«Los Sueños No Se Cumplen, Se Entrenan»

«Los sueños no se cumplen, se entrenan»

Sin dejar de entrenar desde que empezó en el atletismo adaptado, su competitividad, esfuerzo e ilusión, han llevado a Rafael Botello a lograr un palmarés único a los mandos de su silla de ruedas. Vidas Insuperables les cuenta su historia. 

Tenacidad, sacrificio y trabajo definen a Rafael Botello, atleta paralímpico que entrena cada día para llegar a lo más alto. El barcelonés nació en Vic en el año 1979 y desde entonces ha vivido siempre en Malleu, Osona. Sus padres Rafael y Luisa, y su hermana Marisa, le han acompañado en su histórico recorrido.

Entre sus muchos logros, ha conseguido ser el primer español en terminar las seis grandes, World Marathon Majors, en el mismo año (Tokio, Boston, Londres, Berlin, Chicago y Nueva York), el primer español con más récord de España en la categoría T-54. 4X400 mts, 1.500 metros, 1 milla ruta, 3.000 metros pista cubierta, 5 km ruta, 10 km ruta y Maratón y el primer español en terminar el Ironman de Lanzarote.

Para ello, ha tenido que sacrificar muchas cosas y dedicar gran parte de su día a los entrenamientos. “Actualmente me levanto a las 8 los días que solo tengo entrenos de silla o handbike y a las 7:30 los días que tengo gimnasio primero y luego series con la silla o handbike. Como a la 13:30 y luego estoy el sofá hasta las 8 que toca cenar. Si puedo voy a ver mi sobrino y a la compra. Eso es todo”.

Para alcanzar cada meta a veces ha tenido que dejar a un lado su vida social y a sus amigos o ir a entrenar y concentrarse con su padre en el hospital. También ha sido difícil concentrarse en agosto o en navidad a miles de kilómetros de su familia. Sin embargo, asegura que ha merecido la pena.

Atletismo adaptado, el cambio de su día a día 

Botello tiene una paraplejia dorsal 11-12 a causa de un accidente de bicicleta que sufrió en el año 2002 cuando entrenaba en el Santuario de Bellmunt, Sant Pedro de Torello. Poco después comenzó en el atletismo adaptado y disputó sus primeras carreras en silla. Desde entonces no ha dejado de progresar y viajar por todo el mundo.

Comenzó en el deporte adaptado gracias a Roger Puigbo. En aquella época era el atleta que competía a nivel internacional y casualmente vivía a 13 kilómetros de su casa. “Él fue quien me dio la oportunidad de conseguir una silla de ruedas para empezar”.

“Desde el 2005 me dedico profesionalmente gracias a una beca que me dio el Comité Paralímpico Español para ser uno de los primeros deportistas con discapacidad en vivir en un centro de alto rendimiento. Desde entonces he disputado Juegos Paralímpicos, Mundiales y Europeos”.

Su principal objetivo ahora es “seguir compitiendo hasta que mi cabeza diga basta y seguir disfrutando de mi trabajo”. Aunque tiene algunas carreras por delante, actualmente se encuentra preparando las maratones de Boston y Londres que se disputarán en abril, ya que son las más importantes de la temporada 2020.

Con el palmarés que ha logrado hasta ahora y todo lo que le queda por conseguir aún, Botello se siente muy agradecido por la gente que le rodea. “Quiero agradecer a quien apostó por mí, a los que no están, a los que sí y a los que vendrán”.

Utilizamos cookies propias y de terceros (Google) para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies, aqui.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba
×Close search
Buscar