Saltear al contenido principal
PUBLICIDAD
Ningún niño sin juguete
Novartis España
PUBLICIDAD
Portalfarma
Cerdeña, Paraíso Europeo Del Turismo Inclusivo Con Sus ‘Playas Lila’
Turista con discapacidad se baña con ayuda en una playa sarda. FOTO. DAVID RUIZ

Cerdeña, paraíso europeo del turismo inclusivo con sus ‘Playas Lila’

Ninguna otra región del viejo continente cuenta en la actualidad con un mayor número de balnearios costeros equipados con la infraestructura y el personal adecuados para facilitar el baño a personas con discapacidad motriz. 

Las playas de Cerdeña no son únicamente las más bellas de toda Italia, como determinó a mediados de este año la prestigiosa ‘Guida Blu’ elaborada por la web ecológica ‘Legambiente’. El paradisíaco litoral de la gran joya transalpina de ultramar encabeza también desde 2017 el proyecto ‘Bandera Lila’, puesto en marcha cinco años atrás en la Puglia con el objetivo de favorecer el turismo para personas con discapacidades motrices y visuales.

De hecho, no existe ninguna región en todo el viejo continente que cuente en la actualidad con un mayor número de playas adaptadas para el uso y disfrute de personas con este tipo de discapacidad que la afamada isla enclavada en mitad del mar mediterráneo. Bajo el lema “un turismo sin barreras”, el gobierno sardo se ha tomado muy en serio a lo largo del último quinquenio el dotar a buena parte de sus balnearios costeros de la infraestructura y el personal adecuados para favorecer el turismo inclusivo. Así hasta ponerse al frente de las 15 regiones transalpinas que cuentan con playas adaptadas.

Pasarelas de madera desde las zonas de aparcamiento hasta la misma orilla del mar, barandillas para ciegos, aseos portátiles accesibles, estacionamientos para vehículos sin barreras, personal capacitado, sillas de playa especiales que permiten el movimiento en la arena y   la inmersión en el agua… Hasta un total de 63 playas en el litoral sardo carecen de cualquier tipo de barrera arquitectónica al tiempo que disponen de toda clase de facilidades para que el turista que sufre de alguna discapacidad motora pueda gozar de las cristalinas aguas de la isla durante el periodo estival como cualquier otro visitante.

Sólo la ciudad de Cagliari, capital de la isla que un día perteneciera a la corona de Aragón, dispone de un total de siete instalaciones de baño accesibles, administradas por la cooperativa ‘Golfo degli Angeli’. Al norte, en la provincia de Sassari, la temporada de verano arrancó con un nuevo e innovador proyecto llamado ABAF (zonas de playa accesible), donde los turistas con discapacidad motriz pueden compartir chapuzones con el resto de usuarios de la playa, auxiliados siempre por personal especialmente preparado para dicho servicio.

Socorristas en Su Impostu ayudan a bañarse a una persona con discapacidad motriz. FOTO: DAVID RUIZ

Servicio ‘Pick-up’  

En los arenales de Rotonda, Fiumesanto o Porto Ferro lleva activado desde junio pasado el servicio ‘pick-up’, que facilita el acceso al mar para las personas con discapacidad o dificultades motoras. Un par de sillas especialmente adaptadas para rodar por la playa se encuentran a su disposición desde el momento que acceden a la zona de baño. Sus peculiares reposapiés resultan de enorme utilidad para que puedan meterse en el mar y darse un buen remojón. Lo mismo sucede en los litorales de Chia (sur), Posada (occidente) o Baunei (oriente), considerados entre los cinco más hermosos del país de los Apeninos, donde es habitual ver al personal de ‘salvataggio’ (salvavidas) sumergir en sus espectaculares aguas turquesas, dignas del mejor Caribe, a quienes no pueden valerse por sí mismos para acceder al mar.

Especialmente puntero es el llamado ‘servicio de playa’, desarrollado por los Servicios Sociales de la ciudad de Alghero (noroeste de la isla) para promover el bienestar y la integración social. Un equipo de asistentes sociales se encarga de que toda persona con discapacidad motora, ya sea menor de edad, o los adultos en edad inferior a 65 años, pueda acceder a una playa privada con el equipo adecuado. Dicha atención personalizada incluye el acompañamiento desde el domicilio de la persona al balneario y viceversa. El único requisito para poder disfrutar de semejante servicio y gozar de las olas del mar como cualquier hijo de vecino es estar al corriente del pago de la última anualidad.

La progresiva y creciente sensibilización sobre la inclusión en el litoral sardo no es, sin embargo, un patrimonio exclusivo del gobierno regional isleño. Dicho fenómeno se ha convertido en tendencia a lo largo y ancho de toda la costa italiana durante estos últimos años. Empero, el mayor triunfo del proyecto ‘Bandera Lila’ sea quizás el haber logrado amalgamar al turista en sus playas, propiciando así los lugares comunes sin distinción de ningún tipo, desterrando de plano la idea primigenia de crear zonas playeras aisladas para disfrute única y exclusivamente de personas con discapacidad. ¡Bravo!

David Ruiz

Especial para Vidas Insuperables.

Utilizamos cookies propias y de terceros (Google) para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies, aqui.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba
×Close search
Buscar