Saltear al contenido principal
PUBLICIDAD
Novartis España
Inserción Laboral En Bandeja
Fuente: Down Madrid.

Inserción laboral en bandeja

Medio centenar de personas con síndrome de Down serán contratadas en el sector de la hostelería gracias a una innovadora iniciativa de la Fundación Síndrome de Down de Madrid (Down Madrid).

La Fundación Síndrome de Down de Madrid (Down Madrid) ha puesto en marcha el proyecto ‘En Bandeja’, una innovadora iniciativa que apuesta por la inserción laboral de las personas con síndrome de Down u otra discapacidad intelectual en el sector de la hostelería y la restauración.

‘En Bandeja’ tiene como objetivo contribuir a la integración social y laboral de personas con dificultades para la empleabilidad en el sector de la hostelería (cadenas de restaurantes, cafeterías, restaurantes especializados, hoteles, etc.).

Además, el proyecto pretende sensibilizar de una manera eficaz a la sociedad, siendo este sector muy visible en todos los ámbitos sociales. Según esta entidad, “las personas que accedan a los establecimientos verán las posibilidades de empleo de las personas con discapacidad intelectual y podrán apreciar la gran capacidad que tienen para desarrollar un puesto de trabajo en el entorno de la hostelería cuando han contado con los apoyos necesarios”.

El proyecto, que cuenta con la colaboración de empresas del sector como KM de Pizza, Harina, Horno de Babette o Starbucks, durará un año y permitirá que un total de 50 personas aprendan las tareas concretas y las competencias de su puesto de trabajo mientras desarrollan su labor profesional.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) publicados en 2017, la tasa de actividad para el colectivo de personas con discapacidad en España es del 35,2%, 42 puntos inferior al de la población en general (78%).

Desde el punto de vista del tipo de discapacidad, las personas con discapacidad intelectual son uno de los colectivos que menor actividad laboral muestran. En el caso de las personas con síndrome de Down, según Down Madrid, solo el 5% de este colectivo en edad de trabajar lo hace en entornos ordinarios.

En el caso de las personas con discapacidad intelectual, sin el apoyo de un servicio de empleo, las posibilidades de que accedan al empleo ordinario son muy escasas. Por este motivo, para esta entidad, “es necesario proporcionar a este colectivo una serie de apoyos orientados a una formación adecuada, una selección de puestos de trabajo ajustada a sus competencias, una prospección dirigida y un acompañamiento, asesoramiento y mantenimiento en el puesto de trabajo para lograr que se incorporen al mercado laboral con éxito”.

El proyecto también quiere romper con ideas preconcebidas que impiden en muchos casos la incorporación laboral de personas con discapacidad intelectual que dicen que “necesitan trabajar en centros específicos”; “necesitan ayuda para todo”; “son como niños mayores”, o “no saben comportarse de forma adecuada”.

Utilizamos cookies propias y de terceros (Google) para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies, aqui.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba
×Close search
Buscar