Saltear al contenido principal
Una Deuda Social Del Periodismo

Una deuda social del Periodismo

“Sólo me queda la cabeza para elevarme. Cuando el dolor me deja en paz, me queda el espíritu. Mi verdadera discapacidad no es estar en silla de ruedas. Es estar sin ella”.

Esta es una de las frases más conocidas de la película Intocables, dirigida por Olivier Nakache y Eric Toledano. La cinta cuenta la historia inspirada en la vida del conde Philippe Pozzo di Borgo, quien se quedó tetrapléjico en 1993 tras un accidente de parapente.

Más allá de ser una película biográfica, el filme ahonda en la relación con Abdel Yasmin Sellou, inmigrante con antecedentes penales que comenzó a trabajar con él como asistente a domicilio. Juntos demuestran al mundo que no hay límites para el ser humano y cómo el Conde se convierte en un ejemplo de superación personal y social.

Recogiendo esa esencia vitalista, el mundo del periodismo tiene ante sí el reto de ejercer de altavoz y servir de escaparate para personas como Philippe Pozzo di Borgo, que han transformado sus tragedias personales en un elemento de Vida y han encontrado una belleza colateral en sus adversidades.

Belleza colateral

Con ese reto nace Vidas Insuperables, el medio de comunicación destinado a la inclusión social a través del periodismo y especializado en el sector social y la discapacidad. Cambiar las palabras para cambiar el mundo, ese es nuestro objetivo.

Los periodistas vivimos inmersos en una actualidad álgida que no nos deja habitualmente otear nuestro entorno desde la reflexión, y nos mantiene en una burbuja de noticias en la que no profundizamos de manera introspectiva.

Este sector, vital para la Democracia y nuestra sociedad, tiene, no obstante, una deuda social con los ciudadanos: servir de herramienta para intentar mejorar nuestra sociedad, desde el compromiso y la implicación hacia los demás.

Responsabilidad social periodística

El periodismo debe dar un paso adelante y ejercer su responsabilidad social corporativa con la sociedad, ayudando a mejorarla y dando un dimensionamiento a un ámbito que hasta ahora ha estado olvidado, precisamente, porque la noticia del día a día tapa las historias que son realmente relevantes y moldean nuestro entorno.

Superhéroes anónimos

Señalan los diccionarios que el vocablo insuperable significa que “es muy difícil o imposible de superar”. Así son las vidas de miles de personas anónimas, quienes son superhéroes sociales sigilosos.

En este contexto de deuda social, Vidas Insuperables emerge en la vorágine mediática como un nuevo medio de comunicación, positivo, accesible, con empatía social y optimista.

Un medio dinámico, que pretende ser referencia nacional del periodismo social, donde las personas sean las protagonistas.

Desde una especial sensibilidad e implicación en el sector, queremos cambiar las palabras para mejorar la sociedad.

Vidas Insuperables dará voz a las personas, colectivos, asociaciones, fundaciones, entidades e instituciones que trabajan desde el anonimato para mejorar nuestra sociedad.

Pondremos en valor al tejido social español, incidiendo en todas las Vidas Insuperables que son ejemplos de superación social.

En definitiva, un espacio hecho por y para contar Vidas Insuperables, con contenidos pensados y diseñados para el sector social.

Vidas Insuperables

Medio de comunicación destinado a la inclusión social.
Cambiamos el mensaje para cambiar el mundo.

Utilizamos cookies propias y de terceros (Google) para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies, aqui.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba
Buscar