Saltear al contenido principal
PUBLICIDAD
Videoconsejos Farmacéuticos
Ningún niño sin juguete 2021
Osos solidarios
Reclamaciones.madrid
Una Dieta Vegana, Lo Mejor Para La Fertilidad

Una dieta vegana, lo mejor para la fertilidad

¿Sabías que una dieta vegana podría aportar beneficios a la fertilidad? Concretamente, la fruta fresca, las verduras, los cereales integrales, las grasas saludables y las proteínas vegetales podrían ser una buena opción para concebir.

Son muchas las causas que pueden afectar a la fertilidad de hombres y mujeres. Las causas comunes en ellas están ligadas a los problemas ovulatorios (falta de períodos, trompas de Falopio bloqueadas, endometriosis), mientras que la mala calidad del esperma suele acarrear efectos negativos en la fertilidad de ellos.

El poder de la dieta

Los factores del estilo de vida que más influyen en la fertilidad son la edad, el peso, la inactividad y el estrés. Además, el seguimiento de una dieta saludable y equilibrada puede intervenir de manera positiva a la hora de concebir. De hecho, la investigación emergente sugiere fuertes vínculos entre la alimentación y la fertilidad. Seguir una dieta vegana es una opción por la que se decantan cada vez más personas; hoy en día, es posible seguir un régimen estricto como este y recurrir a suplementos para veganos y vegetarianos para complementar tu dieta.

Cabe señalar que, en los últimos 25 años, la dieta occidental se ha ido deteriorando de manera evidente, con altos niveles de grasas saturadas, azúcar y carbohidratos refinados que reemplazan a las frutas, verduras y alimentos integrales. Durante este periodo, las tasas de obesidad, enfermedades cardíacas, diabetes y problemas de fertilidad han aumentado. Entre 1973 y 2011, el recuento promedio de espermatozoides en hombres de países occidentales se redujo en más del 50%.

Controla tu peso para apoyar la fertilidad

Tener sobrepeso o bajo peso puede afectar la fertilidad. La obesidad reduce la calidad de los espermatozoides, y en un estudio de más de 500 hombres, aquellos con el IMC más alto tenían el recuento de espermatozoides más bajo. Según los autores, esto puede deberse a los niveles elevados de estrógeno y niveles más bajos de testosterona que se producen en los hombres obesos.

En definitiva, el peso es un factor clave en la infertilidad y existe una gran cantidad de evidencia que muestra cómo una dieta vegana baja en grasas puede ayudarte a mantener un peso saludable.

Por ejemplo, en el caso de las mujeres, reemplazar la proteína animal por la vegetal puede ayudar a combatir la infertilidad ovulatoria. Un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard examinó a más de 18.000 mujeres y descubrió que la infertilidad ovulatoria era un 39% más probable en aquellas que consumían altos niveles de proteína animal (pollo y carne roja), en comparación con las mujeres que comían mayor cantidad de guisantes, legumbres, tofu y nueces.

Por lo tanto, una dieta saludable a base de plantas puede aumentar la probabilidad de quedar embarazada después de un tratamiento de fertilidad. Entre las 161 parejas en los Países Bajos que se sometieron a tratamiento, las que consumían una dieta mediterránea tenían un 40% más de probabilidades de quedar embarazadas que las que llevaban una dieta “saludable y poco procesada”.

Ácidos grasos omega-3 para la fertilidad

Los investigadores apuntan que las parejas que buscan reproducción asistida deben ser informadas sobre los efectos que pueden tener la dieta y el estilo de vida en un resultado positivo. Algunos estudios han sugerido que las grasas omega-3 del pescado podrían ayudar a mejorar la fertilidad, pero los resultados contradictorios muestran que los contaminantes ambientales en el pescado pueden superar cualquier beneficio potencial.

En cambio, los altos niveles de mercurio de los mariscos están relacionados con la infertilidad. Es mejor obtener grasas omega-3 del aceite de linaza y las nueces. Así mismo, la deficiencia de vitamina B12 puede provocar infertilidad temporal, pero esto generalmente mejora con un tratamiento a base de suplementos alimenticios indicados por un profesional de la salud.

La importancia del ácido fólico y la soja

El folato o ácido fólico es otra vitamina B importante para la fertilidad. Los expertos apuntan que las mujeres embarazadas o aquellas que están tratando de tener un bebé deben tomar 400 microgramos de ácido fólico hasta la duodécima semana de embarazo. Esta dosis podría prevenir defectos del tubo neural en el bebé.

El folato se encuentra en los alimentos a base de soja y en las verduras de hoja verde. Por otra parte, el zinc participa en la producción de esperma, por lo que los alimentos ricos en este mineral pueden ser beneficiosos para la fertilidad masculina. Cabe señalar que los alimentos de soja contienen fitoestrógenos, hormonas vegetales similares al estrógeno, pero mucho más débiles.

Para terminar, estudios recientes de infertilidad en mujeres sugieren que la soja puede conferir ciertos beneficios. Dado que solo hay efectos positivos en avanzar hacia una dieta y un estilo de vida veganos saludables, las parejas que buscan ayuda con la reproducción deberían conocer el impacto que puede tener un cambio radical en su dieta. No obstante, antes de dar un giro a tu rutina alimentaria es recomendable que consultes con tu médico.

Vidas Insuperables

Medio de comunicación destinado a la inclusión social.
Cambiamos el mensaje para cambiar el mundo.

Utilizamos cookies propias y de terceros (Google) para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies, aqui.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba
×Close search
Buscar